INFORMACION GENERAL

Municipio garantizará la calidad de los restaurantes de Carlos Paz

Tras detectarse un vehículo que transportaba, en forma clandestina, más de trescientas vizcachas que tenían como destino un restaurante de Villa Carlos Paz, voceros del municipio carlospacense manifestaron ayer que "se incrementarán los controles bromatológicos" en los establecimientos gastronómicos de la ciudad. Desde el gabinete del intendente Carlos Felpeto, sospechan que existen, al menos, unos diez comercios que se abastecen de "forma irregular", y tratarán de garantizar la "calidad" de los productos que se ofertarán durante estas vacaciones de invierno.

Los resultados arrojados por este procedimiento dispararon la "polémica" en la ciudad turística, de cara a lo que será el inicio de las "vacaciones de julio" y la llegada de lo que, muchos, adelantan como un buen afluente de visitantes. Preocupados por el estado de los alimentos que se venden en Carlos Paz, desde el Palacio "16 de Julio" tratarán de verificar la producción de los restaurantes, ya que también durante el transcurso del verano hubo varias denuncias por falencias higiénicas.

Ya sin la presencia de Marcelo Rickard al frente del área de Bromatología, quien había sostenido que "pondría las manos en el fuego" por los empresarios gastronómicos carlospacenses, los esfuerzos se focalizan ahora en detectar aquellos negocios que utilicen métodos de abastecimiento "cuestionables". Para ello, se realizaría un rastrillaje en la ciudad y se aplicarían fuertes sanciones, que incluso podrían incluir la clausura de aquellos sitios donde se detecten irregularidades vinculadas a la calidad de las elaboraciones y materias primas.
En concreto, el debate se disparó cuando, la semana pasada, durante un control que realizó la Secretaría de Ambiente en las inmediaciones de Arroyito, se detectó un vehículo que transportaba, clandestinamente, 370 vizcachas evisceradas que tenían como destino un restaurante de Villa Carlos Paz. En un comunicado emitido desde el gobierno provincial, se informó que el procedimiento se realizó de noche, lo cual permitió dar con el cargamento de animales muertos (que eran trasladados destripados, sin cabezas y que carecían de todo tipo de condiciones de conservación).

"Según declaró el conductor, las vizcachas iban a ser destinadas al consumo humano y comercializadas en un restaurante de Villa Carlos Paz"; habría sostenido el conductor del rodado, ante los requerimientos que le hicieron los inspectores de Ambiente, quienes luego confirmaron que el vehículo "no tenía ningún tipo de equipo de frío para mantener la carne en buen estado".
Finalmente, en el texto dado a conocer a la prensa, se señaló además que estas especies se encuentran protegidas dentro de la Provincia de Córdoba, aunque se constató que el cargamento incautado era originario de Corrientes. Pese a ello, también se determinó que los transportistas detenidos no contaban "con la debida documentación o guía de transporte habilitante que los autorizara a circular de manera legal".

Fuente: Diario de Carlos Paz 

Informate antes que nadie

Recibe por email todas las noticias de Villa Carlos Paz.