INFORMACION GENERAL

Dengue: Como proteger a los niños

El repelente para los niños puede ser en crema o en aerosol, pero siempre debe aplicarlo un adulto. Si es en crema, hay que ponerlo en la mano y después extenderlo sin frotar sobre la piel del niño. Siempre se debe evitar que entre en contacto con los ojos y la boca, pero sí hay que proteger la frente, las orejas y la nuca.

La SAP también advierte que nunca hay que aplicar el repelente en las manos de los niños, porque se las llevan a la boca.

Si se usa aerosol, no se debe rociar la cara, sino rociar las manos y así aplicar el producto evitando ojos y boca. Tampoco se debe rociar el repelente en espacios cerrados.

Además, el producto no debe aplicarse debajo de la ropa, ni tampoco en cortaduras, heridas o piel irritada.

Siempre se deben seguir las instrucciones que están en la etiqueta del producto.

 

La directora del Pediátrico también recordó que, al sol, se debe proteger a los niños aplicando primero el protector solar y luego el repelente.

Con respecto a la frecuencia con que se deben renovar estos productos, la médica indicó que los que tienen concentración al 10 por ciento (color naranja) deben aplicarse cada tres horas.

Los de concentración al 25 por ciento (color verde), a su vez, deben renovarse cada seis horas.

Los riesgos del uso excesivo de repelentes e insecticidas son, principalmente, la intoxicación, irritación de las vías respiratorias y broncoespasmos, e irritación de la piel.

Informate antes que nadie

Recibe por email todas las noticias de Villa Carlos Paz.